Mensajes o sugerencias:   info@historianaval.org

Para ver el índice completo del Website pulse: 

Acontecimientos de la M/N Playa Larga a la caída del Gobierno de Allende.

M/N Playa Larga
M/V "Playa Larga"

Al amanecer del 11 de septiembre de 1973 estábamos fondeados en Valparaíso, Chile ya que había una gran huelga y la descarga del azúcar a granel había sido detenida varias veces, Valparaíso es una joya de Chile, de noche, desde el fondeadero , se ve como un gran diamante brillando, de día, cuando conoces sus habitantes te das cuenta porque brilla tanto de noche.

Muy temprano fuimos avisados que había un golpe de estado, la radio lo ratificaba, solo emitían bandos  militares indicando que todo el que estuviera caminando se detuviera ante los carabineros y se sometiera a sus ordenes, entonces nos preocupo Gumersindo, el cocinero, imagínate, el era feo como un macaco pero tenia una bella novia y no llego a la lancha de las 11, la ultima, en la que diariamente nos encontrábamos los que no estábamos de guardia y deambulábamos entre novias y amistades por los cerros, escuchando anuncios de radio como el “El Sr. Allende nos quiere obligar a fumar cigarrillos de la calidad de los Populares cubanos” “Sr. Allende o acata la voluntad popular o debe irse, Por Chile, por sus hijos, por Usted”.

El Capitán Julio López (El Brasileño Thales Godoy) intento comunicarse con la Agencia, La Embajada sin éxito, no había las comunicaciones de hoy, lo mas sofisticado era el Telex.

Desde el fondeadero poco podíamos ver, pero al fin, cerca del mediodía vino una lancha trayendo a Gumersindo que a pesar de lo negro que era venia pálido, se le notaba el susto en el rostro, el nos relató como había cambiado el pacifico Valparaíso de la noche a la mañana, reinaba la confusión general, los  carabineros no estaban jugando.

El Capitán Julio consigue comunicación con La Habana donde según el, le instruyen solicitar permiso para abandonar el País, reúne a las “organizaciones” ya saben PCC (4to Maq Luisito), CTC (Wilfredo tec frío y El Enfermero Espinoza sicario empedernido del régimen), UJC (Balsa Contramaestre) y algunos oficiales ,1er oficial (Juan Arroyo), 3er Of. (Roque Sendon), 2do Maq.(Fabre), y yo (Mi primer viaje de Jefe de Maquinas). El Capitán buscaba consenso para salir de inmediato, estaba muy asustado, sabia que lo transferirían a Brazil por sus anteriores actividades “Revolucionarias” quien sabe que hizo y después de algunas opiniones convencidos que seriamos detectados a cualquier hora decidimos salir de inmediato a “Toda Maquina” eran cerca de las 16:00hrs.

Habíamos estado dando mantenimiento a las válvulas de seguridad de los 7 cilindros de aquel poderoso B and W 7K74EF de 13,100 HP, 120 RPM entonces el telégrafo sonó muy rápidamente pidiendo maquinas con insistencia, sin darnos tiempo a preparar debidamente, drenar los tanque de combustible, tuvimos que arrancar, por lo que en las primeras maniobras los turbos rugían como leones, nunca vi tanta gente preocupada dentro del cuarto de maquinas, tuve que botarlos a todos para que nos dejaran trabajar y dar la maquina que nos pedían “El Máximo”.

después de ajustar las válvulas que perdían y quitar el agua del combustible, dejaron de sonar los turbos y el poderoso motor comenzó a responder llegando al ritmo de 126 RPM nunca antes había caminado a esa velocidad, se porto majestuoso, se sentía la eficiencia, el poder del diesel.

Las anclas se subieron con la maquina en marcha, sin poner el agua de lastre para que no se divisara de lejos que estábamos subiéndolas, pero de inmediato nos detectaron, el Control del Puerto que estaba en “Playa Ancha” repetía sin cesar “Playa Larga detenga la Maquina y regrese al sitio de fondeo” , al rato, el 1er Of. Arroyo, comenzó a medio responder diciéndoles, “Playa Ancha, aquí Playa larga repita por favor que no entendemos, hay mucho ruido” lo cual era incierto, la comunicación entraba en stereo Dolby de calidad sinfónica, pero Arroyo insistía para ganar tiempo y notábamos como El oficial de “Playa Ancha” de encolerizaba y bufaba como un toro de lidia pinchado.

El Crucero Pratt amaneció fondeado cerca de nosotros por lo que el Capitán decidió salir por el costado de un barco Americano que se encontraba fondeado a nuestro lado, interponiéndolo, de manera que el Crucero no podría utilizar su artillería sin maniobrar, tendría que moverse y a ese antiguo aparaton le hubiera llevado mucho tiempo mover esa enorme vestidura metálica, el suficiente para ponernos a salvo de su alcanze.

Entonces llegaron los aviones y helicópteros, ametrallamiento de intimidación y las impresionantes bombas de humo, creo que desde los cerros de Valparaíso debió verse ese espectáculo de guerra, quizás exista algún testigo, pero ya estábamos a verdadera plena marcha y al oficial de “Playa Ancha” se le oía gemir “Playa Larga por favor, por favor para la Maquina” supongo que el conocía las ordenes que se estaban dando para atraparnos y de las que que nosotros éramos inocentes.

Como a las 19:00hrs se habían retirado los medios aéreos y nos creímos libres en altamar, ya en agua internacionales, debíamos estar haciendo de 19 a 20 nudos, es entonces cuando en aquel DECCA Radar aparece un punto que se movía a velocidad no comercial y que además venia hacia nosotros, al poco nos enteramos, nada mas y nada menos que el Destructor “Blanco Encalada” que había salido del Puerto y muy pronto nos había dado alcance circunvalándonos y dando ordenes.

Las ordenes de artillería se daban por el VHF de manera que nosotros las escucháramos, acto seguido el luminoso destello del disparo, no se porque siempre agachaba la cabeza, si me hubiera dado de nada serviría, pero es el instinto, a los pocos segundo el impacto en el mar muy cerca de nosotros.

Por supuesto la puerta estanca del túnel estaba cerrada, todos teníamos salvavidas puesto y a mano lo mas importante, así como ropa de invierno, El Pacifico siempre es frío por esa zona, nada apetecible pero posible tener que nadar en el.

No se cuantas veces dispararon, quizás 100, pues yo tenia que estar bajando a maquinas frecuentemente, se instruyo que parte del personal de maquinas estuviera fuera del Dpto. por si había que sustituir a alguien, los disparos reales se esperaban en Popa (Hélice/Timón) o mejor aun Cuarto de Maquinas, al fin y al cabo no hay mejor forma de detener un barco en fuga.

Estaba yo en Maquinas bajando RPM pues ya no tenia caso, el Blanco Encalada nos rodeaba cuando quería, cuando sentimos el gran estremecimiento y estruendo de todas las cuadernas, baos y esqueleto del buque en general, era el primer 133mm que hacia impacto, pensé que había sido en popa, pero no vimos nada anormal, levantamos un poco la puerta estanca y todo estaba perfecto, después supimos que había sido en la proa, precisamente donde estaba la línea roja que dividía el casco gris mambisa de aquella época, disparo en Diana.

Era evidentemente los anteriores fallos eran concientes, podían darnos cuando querían, donde querían y para demostrarlo, por si teníamos dudas, el nuevo estremecimiento, esta vez con mayor fuerza, no traspaso la proa, suponemos que exploto dentro, pero aun no sabíamos donde estaban dando, seria el Puente, por suerte no era en Maquinas.

Comienzan entonces a ponerse delante de nosotros para interrumpir nuestro avance, el Capitán sube al Puente, antes lo habían abandonado por temor a los disparos y vigilaban desde la cubierta principal y subidas esporádicas al Puente, les indica que estamos en aguas internacionales, que han avisado al gobierno, entonces ya decide dejar el piloto automático, por lo que el Barco se acercaba mucho al Blanco Encalada y este tenia que moverse con rapidez sabían que el Playa Larga era un LR Clase 100A1 de Hielo con 22mm en la Proa, podíamos hasta partirlo en un impacto real.

En una de esas escapadas del Blanco Encalada, dicen que lo vieron echar mucho humo, quizás algo se le averío, eran cerca de las 23:00 hrs y poco a poco comenzó a verse lejos y mas lejos, fuera de la vista hasta que se perdió del radar.

Se dispuso la revisión del buque y encontramos los impactos de la Proa, La bodega estaba inundada de una gran “guachipupa” de azúcar prieta con agua salada que no podíamos achicar con las bombas del buque, pero tampoco fue un problema, lastramos Popa y regresamos nuestras 118 RPM, la noche continuo tranquila, despierta hasta la mañana, íbamos ya rumbo a El Callao, cuando apareció un avión que para suerte de todos era de la Fuerza Aérea Peruana que nos estaba identificando, recuerden que había buenas relaciones entre Fidel Castro y Velazco Alvarado.

Mas alante nos encontramos con el Marble Island venia a nuestro encuentro después de cancelar su viaje a Chile con el Capitán Reinaldo “Tato” Carbonell y jefe Maquinas Pepe Arencibia (Bistec), venían a “escoltarnos” pero caminaba tan poco, que yo tenia que bajar a 100 RPM dejarlo que se me perdiera en el horizonte y entonces aumentar a 118 pasarle y dejarlo atrás hasta que se me volviera a perder y volver a esperar., así llegamos a El Callao, había terminado nuestra experiencia militar, la mayoría éramos muy jóvenes aun no le prestábamos tanta atención a las consecuencias, nuestra actuación fue irresponsable.

Me gustaría encontrar algún oficial o marino del Blanco Encalada de aquella época y conocer que realmente sucedió y que pensaban abordo, eran marinos como nosotros, ellos no eran los responsables, era una manifestación de la época del enfrentamiento de dos dictaduras brutales en su lucha de poder.

Saludos a todos

 Carlos M. Hierro
GM 3120 Promoción VI Maquinas 1967-1970

______________

Traducciones -Translations

Spanish Flag    US Flag



For Information click:

inicio de página